Universitat Rovira i Virgili

Tornar

Diccionario de historia de la enseñanza del francés en España (siglos XVI-XX)

TRAMARRÍA Y CARRANZA, FRANCISCO DE (Burgos?, finales s. XVIII?–Madrid?, último tercio s. XIX?)

Licenciado en Filosofía y Letras, fue profesor de francés en la Real Casa de Pages en 1818  y, al extinguirse este centro, en la escuela de Comercio de Madrid. En 1845 fue nombrado para el Instituto del Noviciado (creado en 1837), vinculado a la Universidad Central. De hecho, Tramarría gozó del título de "Catedrático de la Universidad Central".  Más tarde el Instituto del Noviciado se convirtiría en instituto de segunda enseñanza, pasando a llamarse Instituto Cardenal Cisneros y adquieriendo finalmente plena autonomía en virtud de la R.O. de 21 de junio de 1877. Tramarría que había sido nombrado director de ese centro en 1845 ejercería la dirección del mismo hasta octubre de 1868, fecha en que se jubiló. Durante algún tiempo fue también vicedecano de Filosofía y Letras en la Universidad Central. Era Caballero de la Real y Distinguida Orden de Carlos III. Es autor de obras especialmente significativas entre las publicadas en España, a lo largo del siglo XIX, para la enseñanza del francés: Gramática francesa para uso de los españoles (Madrid, Eusebio Aguado, 1829), con seis ediciones hasta 1865; Compendio de la Gramática francesa para uso de los españoles (Madrid, Eusebio Aguado, 1852); 1839: Leçons françaises de littérature et de morale (Cádiz, Librería de S. Moraleda, 1839), que conoció cinco ediciones hasta 1864, con variantes de una edición a otra. En cuanto a la Gramática francesa titulada el nuevo Chantreau, escrita y publicada por Lorenzo Alemany en 1826, se hace constar en la portada de la misma que fue "reformada, corregida, aumentada y arreglada a los progresos del idioma en las lecciones de Francisco Tramarria".     

Las Leçons françaises de Tramarría [véase /Antologías literarias/], especialmente su 5ª edición (Madrid, 1864), representa una referencia insoslayable para poder entender lo que representó la utilización de textos literarios en la enseñanza del francés. Esa edición corregida y aumentada plantea sin embargo ciertos interrogantes, referidos especialmente a la selección cronológica de los textos presentados. ¿Por qué en esa nueva edición el autor no optó por ampliar su lista de autores y textos con ejemplos más recientes? A pesar de la presencia de Lamartine con varias poesías extraídas de las Méditations y de algunos "autores menores" del siglo XIX, es evidente que Tramarría se inclina por los autores clásicos, pensando probablemente dar así más lustre a su antología,  debido sin duda al prestigio de la "gran" literatura francesa. Según su punto de vista, se trataría de enseñar "le bon français" que implica mucho más que el mero conocimiento pragmático de esa lengua. De ahí algunas decisiones como la de incluir las "Regles de l'art d'écrire" de Buffon, extraído de su Discours de réception à l'Académie Française, como si Tramarría quisiera señalar claramente cuáles son los criterios que deben inspirar su manual, y ello a pesar de ciertas corrientes renovadoras de la época. Otros textos preceptivos de Marmontel, Antoine Léonard Thomas ou Boileau siguen al de Buffon, todos ellos acompañados de textos considerados prestigiosos de Voltaire, Rousseau, Corneille, Racine, entre otros (pero no se tiene en cuenta a Molière); lo que acaba convirtiendo la antología de Tramarría en un tratado de teoría literaria en el que se enseña a distinguir adecuadamente una fábula de una alegoría, un discurso filosófico de un discurso moral, una definición de una description (cf. Piquer Desvaux, 2014: 141-144).

Denise Fischer Hubert
Alicia Piquer Desvaux

Bibl.: